Blog Egresados

Egresados

Queremos aprovechar este espacio para hacer gala de nuestros queridos alumnos egresados del Anglo.

A continuación presentamos la carta que Mónica Baker de Kuri dirigió a la comunidad del Anglo con motivo de su 20 Aniversario.

Mónica egresó de la secundaria del Instituto Anglo de Córdoba con un promedio de 9.8. En ese entonces el Anglo aún no tenía el nivel de Bachillerato, por lo que cursó dicho nivel en el Tec de Monterrey CCV. En esa misma institución cursó el nivel de licenciatura. Se graduó con Mención Honorífica de Excelencia y obtuvo un Testimonio de Desempeño Sobresaliente en el examen CENEVAL, obteniendo el puntaje más alto del Campus. Asimismo recibió un reconocimiento por Mejor Desempeño Académico como Alumno de Profesional.


       "Para mí es un placer compartir con ustedes algunos de los mejores recuerdos que tengo de mi paso por el Anglo, recuerdos que evocan emociones y que ponen de manera inconsciente e inevitable una sonrisa en mi cara.

       A mi llegada al Anglo conocí personas que con el tiempo se volvieron entrañables en mi vida, hablo de mis compañeros que fueron también mis cómplices, mi competencia y muchos de ellos siguen siendo hoy grandes amigos míos, me refiero también a mis profesores que fueron guías en mi crecimiento, y cuya enseñanza supera por mucho el contenido de los libros de texto y de los programas académicos. Sin embargo,  las primeras personas que vienen a mi mente al pensar en el Anglo son sin duda Miss Marycarmen y el Lic. Herrejón que me apoyaron no sólo en los proyectos durante mi estancia en el Anglo, sino que han seguido a mi lado y han compartido conmigo mis alegrías y éxitos con el paso de los años.

       Sobre los días de escuela recuerdo perfectamente las clases y las tareas, algunas más divertidas y algunas otras muy difíciles, recuerdo las clases de inglés con el mental math y el “world of language”, las clases de educación física, con las abdominales y el basket ball, los honores a la bandera cada lunes, los ensayos con la escolta y por supuesto, los recreos con los amigos.

       Tuve también la oportunidad de representar al Anglo en competencias académicas como la Olimpiada del conocimiento, el concurso de Física y el concurso de Matemáticas, en los que obtuve mis primeros grandes logros y que me motivaron a seguir buscando el éxito cada día.

       Hoy, con una perspectiva muy distinta a la que tenía hace 10 años, entiendo la importancia de la calidad en la educación de los niños y felicito al Instituto Anglo de Córdoba por su vigésimo aniversario deseando, de corazón, que sean muchas más las personas que como yo sean formadas en esta Institución"

Con cariño,

Mónica Baker Ponce

H. Córdoba, Ver. Mayo de 2010